134 Centro Maestro de Bienestar::La salud del corazón femenino

La salud del corazón femenino

En México siempre han existido mujeres fuertes, multitareas que son capaces de superar cualquier adversidad, sin embargo, hoy día es creciente el número de Damas de Acero que responden satisfactoriamente a las cada vez más exigentes demandas que impone la sociedad moderna, hecho que de manera ineludible pone en riesgo la salud y vida del corazón femenino.


El músculo cardiaco es vulnerable cuando la mujer vive violencia y estrés de manera constante, ya que además del daño emocional que se crea en su mente, el estrés aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, además de que se intensifica la actividad de la médula ósea, factores que a la postre podrían derivar en enfermedades cardiovasculares.


Esta podría ser la realidad de cualquier profesionista, de cualquier maestra frente a grupo, quien todos los días gasta algunos pares de horas en trasladarse a su lugar de trabajo, sitio que hace trabajar de más a su corazón, pues el cerebro requiere altas cantidades de oxígeno para sobrevivir a las tareas impuestas. Al mismo tiempo en el que el músculo cardiaco trabaja de más a marchas forzadas, los vasos sanguíneos se convierten en tuberías que deben circular la sangre a todo el cuerpo a gran velocidad. En estos casos y aun cuando la dieta y estilos de vida de la dama en cuestión sean saludables, si la mujer experimenta y acumula este tipo de eventos durante varios días a lo largo de los años, entonces es probable que desarrolle hipertensión arterial, trastorno circulatorio que es el principal factor de riesgo para adquirir alguna enfermedad del corazón.

 

De diferente forma pero en igual medida, esta condición aplica en mujeres que de manera constante experimentan algún tipo de violencia, ya que la agresión psicológica o física acelera el envejecimiento de la infraestructura del sistema cardiovascular (corazón, venas y arterial) con lo que es proclive a fallar.


¡De vuelta a lo natural!


El corazón de la mujer necesita más cuidados que el del hombre, en Centro Maestro de Bienestar todas las docentes podrán aprender a cuidar su músculo cardiaco a través de la alimentación, yoga y otras terapias.


Por ejemplo: la mujer experimenta cambios hormonales importantes que influyen en la salud cardiovascular, ya que si la primera menstruación, o en su caso la menopausia, aparecen de manera anticipada, serán circunstancias que podrían desatar algún trastorno cardiovascular. Aunado a esto, algunas alteraciones que se pueden presentar durante el embarazo como diabetes gestacional, preeclampsia y eclampsia, son circunstancias que también llegan a condicionar la salud del corazón de la mujer.