154 Centro Maestro de Bienestar::Deja el celular

Deja el celular

¿Cuánto tiempo podrías soportar sin tener tu celular? Nos justificamos diciendo que los usamos para casi todo lo que se nos ocurra, desde estar en contacto con otras personas, leer noticias o chequear redes sociales, hasta buscar direcciones, compartir localizaciones, leer libros o hacer fotografías, su uso intensivo se está consolidando como algo imprescindible para muchos de nosotros.

¿Puede considerarse una adicción? ¿Su constante uso es intensivo, compulsivo, repetitivo, existe dependencia?

Puede ser complicado establecer que el uso que le damos al teléfono, se pueda considerar una adicción. Si nos atenemos al uso lúdico -juegos, apuestas online-, podemos estar hablando de una ludopatía, si lo hacemos a su uso como acceso a Facebook, Twitter, estaremos determinando otra dependencia, y así podríamos seguir.

En definitiva, los celulares que llevamos a todos lados, parecen más facilitadores o entorpecedores de conductas que un tipo de adicción en sí, pero su ausencia, no sólo ha llegado a provocar ansiedad, sino que, además, son la causa de problemas físicos en muchas personas, como el llamado ‘cuello de texto’.    

Escribir mensajes con el cuello hacia abajo, por períodos prolongados, puede causar un estiramiento severo del tejido espinal, que podría derivar en la compresión crónica de un nervio, hernias de disco, y otros problemas en la columna. 

Además, al inclinarse para poder leer letras pequeñas, se pueden producir daños en la vista. Algunos de los síntomas de esta condición incluyen rigidez y dolor en hombros y cuello, y dolores de cabeza crónicos.

Mantener una buena postura es la mejor medida que se puede tomar para prevenir lesiones en la columna vertebral.

Existe una forma muy efectiva para evitar el ‘cuello de texto’, la cual consiste en alinear las orejas con los hombros, mientras los omóplatos están retraídos. Esto, te ayudará a reducir la presión sobre la región espinal. Los doctores recomiendan, mover los ojos para mirar hacia abajo en lugar de doblar el cuello.

Visita el Centro Maestro de Bienestar, en donde podrás aliviar esos dolores de hombros y cuello, con los distintos masajes corporales con los que contamos, no lo pienses más.