104 Centro Maestro de Bienestar::Una terapia sutil: Conoterapia

Una terapia sutil: Conoterapia

 


El efecto de los conos es seguro e indoloro y se lleva a cabo mediante la fuerza natural del fuego ya que provoca un efecto de chimenea inyectando calor,  llevando consigo el efecto de las sustancias herbales (esencias), estos operan en vías respiratorias, cavidades carnéales y garganta, de esta forma mediante el calor y el efecto de las hierbas desincrustan partículas y microorganismos, cerilla, jabón, hongos, residuos de medicamentos y aprovechando el calor en forma de chimenea, se extrae el cerumen viejo en forma de tapón retirándolo de forma líquida junto con todos los organismos y sustancias que se despegan 

Dichas sustancias salen por el canal auditivo hasta el interior del Cono en donde van subiendo y se van quemando, al final queda una cantidad de residuos entre polvo, cerumen y microorganismos que nos muestran el estado en el que se encontraba en oído y las cavidades craneales. 

Los conos sirven como correctores de algunos padecimientos, así como para dar un buen mantenimiento de los oídos, ya que mediante estos se lleva a cabo una limpieza profunda sin dolor y son totalmente inofensivos.  

Cómo ayuda 

Esta terapia se aplica como mantenimiento para aquellos que no tienen problemas o creen no tener problemas, así como para las personas que si presentan algunos problemas como tapones, mareos, gripas crónicas, alergias virales, sinusitis, vértigos, etc. y que por algunas razones tienen problemas o van perdiendo la audición, contribuyen a dar un balance a todos nuestros sentidos y otras funciones mentales, estimulan la irrigación sanguínea y circulación linfática. 

Esta terapia es sutil y la aplicamos como corrección, limpieza y mantenimiento, son estupendos para tratar patologías como baja audición por exceso de cerumen, rinitis alérgica, otros casos de alergias virales, sinusitis, oídos con escurrimiento, algunos casos de vértigo y mareos, padecimientos respiratorios recurrentes con flemas y mucosidad, dolores de cabeza y migrañas relacionadas con sinusitis, problemas presión en los oídos como zumbidos, aire, problemas de equilibrio, retención de agua, también mejoran los otros sentidos, como la vista, el gusto y el olfato porque la circulación y la microcirculación en el área de la cabeza se activan.