72 Centro Maestro de Bienestar::Punto de paz

Punto de paz

Nuestro cuerpo es nuestra casa y es en ella en donde está nuestra sanación.


En cada uno de nuestros oídos están los sitios, que al ser estimulados, pueden contrarrestar nuestros momentos de ansiedad. Esto es posible gracias a la auriculoterapia, técnica que es parte de la medicina tradicional china, y que emplea semillas, balines, tachuelas o agujas para estimular determinadas zonas en los oídos con los que se conseguirá la sanación.


Cuando una persona sufre constantemente ansiedad, su estado de ánimo es complicado de tolerar, pues las personas que están alrededor de él o ella no entienden cómo se siente y mucho menos lo que piensa.


Una vez que el terapeuta coloca la semilla, balín, tachuela o aguja sobre los puntos de la oreja a estimular, la herramienta activa puntos nerviosos, presentando una secreción de endorfinas con efecto analgésico sobre el organismo, con lo que se logra que la persona esté más relajada y con una actitud positiva.


Para que un tratamiento con auriculoterapia tenga éxito debe tener una duración mínima de un mes, que podría extenderse hasta seis o más en caso de que sea necesario, la gran ventaja es que el paciente no ingerirá medicamentos tóxicos como ansiolíticos y podrá recobrar la paz educando a su cuerpo a estar en armonía.


Aunque con la auriculoterapia el paciente podrá sentirse tranquilo y relajado, es importante que el terapeuta averigüe cuáles son las causas de la ansiedad, ya que en ocasiones esta puede derivarse de un síndrome de abstinencia (no fumar, beber o usar alguna sustancia ilícita); algún conflicto interpersonal; un evento traumático, entre otros.


La auriculoterapia es una técnica segura que casi todas las veces no presenta efectos adversos sobre el paciente, sin embargo existen casos específicos en los que no debe aplicarse tales como: 1) mujeres embarazadas, pues cualquier técnica de la Medicina Tradicional China, entre ellas la auriculoterapia, lo que hacen es redistribuir el flujo sanguíneo, con lo que podría haber alguna alteración en el desarrollo del bebé; 2) Pacientes fatigados o con hambre. Estos pacientes tienen alterada su fuente energética y determinan que no sean susceptibles de tratamiento; y 3) Personas en estado de ebriedad o bajo los efectos de alguna sustancia psicoactiva. Si una persona esta ebria o intoxicada con alguna sustancia ilegal, todas las áreas de la oreja estarán enrojecidas porque el organismo completo está inflamado, razón por la que el terapeuta deberá esperar a que pase la resaca del paciente para controlar su ansiedad.