100 Centro Maestro de Bienestar::Nada más complicado que dejar ir

Nada más complicado que dejar ir

Nuestra mente permanentemente está buscando soluciones, intentamos arreglarlo todo, eso de alguna manera nos ha hecho avanzar hacia lo que somos hoy en día.

Pero ese también resulta un reto a superar, cuando no podemos dejar ir, y no es sencillo, para ello necesitamos un duro trabajo de autoconocimiento y de compasión por nosotros mismos y no hemos sido educados para ello, por el contrario, pensamos que lo que termina puede cambiarse, arreglarse y generalmente nos ocurre con las personas, las relaciones e incluso con nuestros pensamientos.

Eso llega a convertirse en un impase, un atolladero, que muchas veces nos imposibilita que avancemos, lo autoalimentamos y puede llegar a destruirnos. 

Por ello es importante que entendamos el mecanismo que produce este efecto de “una y otra vez”, lo aceptemos y, eventualmente, lo dejemos ir.

De tal modo que, se trata de una acción beneficiosa, sin embargo, tropezamos con ella varias veces, como un muro infranqueable cuando se trata de nuestros sentimientos, emociones o pensamientos e intentamos arreglarlo o modificarlo en lugar de aceptarlas, observarlas y dejarlas ir. 

Eso suele ocurrir con el dolor de una separación, creemos que el daño nos lo están haciendo y, aunque en parte es así, la mayoría de él, lo producimos nosotros mismos a través de lo que sentimos, o pensamos acerca de ello. Es nuestra reacción, provocada por la forma de pensar orientada a la acción, que nos lleva a buscar una solución. Y nos hace mucho más daño. Una y otra vez.

Solo cuando entendemos que lo que sentimos está ahí para ayudarnos a superar momentos complicados, a trascender hacia una nueva situación o realidad, seremos capaces de “ser”, y permitiremos que nuestros pensamientos repetitivos se diluyan.

Deja ir todo lo malo, en el Centro Maestro de Bienestar te podemos ayudar, a través de nuestras distintas terapias, conócenos y recomiéndanos.