66 Centro Maestro de Bienestar::La buena digestión inicia en la boca

La buena digestión inicia en la boca

El proceso de digestión empieza en la boca. Con la masticación y la salivación ya estamos preparando el alimento para que cuando llegue a nuestro estómago, siga con la segunda fase de la misma.

El proceso digestivo en realidad comienza en la boca, no en el estómago. Y hay cosas que podemos hacer para ayudar a este proceso. Cuanto más se descomponen los alimentos en la boca, más fácil será la transición a través de las diferentes partes del sistema digestivo, un proceso que no suele ser completado, sobre todo cuando se come de manera rápida.

Cuando los alimentos se descomponen en partes más pequeñas, permite al estómago e intestinos, extraer de mejor manera los nutrientes de ellos, y con ello es más fácil que los ácidos del estómago puedan dividirlo aún más, por ello se recomienda masticar por lo menos 20 veces un bocado. 

Hay dos tipos de saliva: una es una secreción acuosa, delgada y su propósito es humedecer la comida. La otra es una secreción mucosa, espesa, que contiene las enzimas ptialina o amilasa salival que hidroliza el almidón y la lisozima que desinfecta las posibles bacterias infecciosas; actúa como lubricante y causa que las partículas de alimento se mantengan pegadas unas a otras formando un bolo.

Hablando con un poco más de tecnicismos, la saliva sirve para limpiar la cavidad oral, humedecer el alimento y además contiene enzimas digestivas tales como la amilasa salival, la cual ayuda en la degradación química de los polisacáridos, tales como el almidón, en disacáridos tales como la maltosa. También contiene mucina, una glicoproteína la cual ayuda a ablandar los alimentos en el bolo.

Y al tragar, se transporta la comida masticada hasta el esófago, pasando a través de la orofaringe y la hipofaringe. El mecanismo para tragar es coordinado por el centro de tragado en la médula espinal. El reflejo inicial es iniciado por receptores de tacto en la faringe cuando el bolus de alimentos es empujado hasta la parte de atrás de la boca.

Entonces, hay que tomar en cuenta, que el estómago debe ser ayudado por la masticación, para completar adecuadamente el proceso de digestión.

Cumple tu propósito de buena salud en Centro Maestro de Bienestar.