63 Centro Maestro de Bienestar::Emociones y respiración

Emociones y respiración

Te has detenido a pensar ¿cuál es la forma correcta de respirar? Quizás no, porque lo asumimos como un proceso mecánico natural, pero es necesario tomar conciencia de que aprender a respirar es una asignatura indispensable que hará mejorar tu salud. 

Por ejemplo, haz una revisión de cómo vives y podrás responder cómo respiras. Nuestras emociones, nuestras ansiedades y ritmos de vida, determinan directamente la respiración. 

Piensa por ejemplo cuando tienes miedo, cuando algo te impacta y te embarga la preocupación: lo primero que haces es cortar la respiración a nivel de plexo solar, dificultando enormemente la correcta absorción del oxígeno.

Y es que lo quieras o no, los hábitos de las sociedades actuales no benefician en absoluto a tu salud… la prisa, la preocupación, provocan que la respiración sea rápida e incompleta, consiguiendo que solo aproveches una pequeña parte de tu capacidad pulmonar, impidiendo una óptima oxigenación y por defecto, dificultando los procesos metabólicos que ayudan a mantenerte joven y con un correcto estado de los tejidos del organismo. Tómalo en cuenta.

Se ha demostrado científicamente que el mejor tipo de respiración existente, capaz de calmar una agitada respiración y aliviar tensiones, es la diafragmática: relaja los músculos y fomenta la concentración. 

Y no sólo eso, este tipo de respiración purifica el sistema respiratorio, al expulsar el aire viciado de los pulmones, oxigenando así los glóbulos sanguíneos. Psicológicamente, la respiración diafragmática induce al desarrollo de la confianza en sí mismo, aumenta la energía psíquica y estabiliza el estado de ánimo.

No pierdas la oportunidad de practicar una adecuada respiración con una sesión de yoga, aquí en el Centro Maestro de Bienestar, ¡visítanos!