110 Centro Maestro de Bienestar::Cuando la ansiedad deja de ser saludable

Cuando la ansiedad deja de ser saludable


La ansiedad es generalmente mal vista, a pesar de que se trata de un mecanismo defensivo del propio cuerpo, la cual nos alerta de situaciones consideradas amenazantes y es universal, se presenta en todas las personas, puede mejorar el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta ante los riesgos y amenazas. 

Como mecanismo adaptativo, es buena, funcional, normal y no representa ningún problema de salud, pero hay en quienes funciona de forma alterada, es decir, produce problemas de salud y, en lugar de ayudarnos, nos incapacita. ¿Qué factores pueden influir en que un mecanismo normal, saludable y adaptativo deje de serlo? 

Factores de predisposición, biológicos, algunos de ellos genéticos; de personalidad; patrones de afrontamiento del estrés; estilo de vida; ambientales; o de aprendizaje. 

Situaciones o acontecimientos que son vividos como desbordantes de nuestros recursos, como acontecimientos vitales de consecuencias graves o que exigen importantes esfuerzos adaptativos; obstáculos para conseguir logros o que limitan nuestra capacidad para alcanzarlos o mantenerlos; o consumo de estimulantes u otras drogas, los problemas de ansiedad se producen, normalmente, por una combinación de alguno de estos factores durante un período de tiempo. 

Remedios para la ansiedad:  

1.- Mantén tu Mente Relajada y Libre de Pensamientos Negativos 

2.- No Permitas que la Ansiedad Controle tu Vida 

3.- No pretendas que puedan entenderte cuando tú mismo no te entiendes 

4.- La soledad es esencial para lograr una meditación profunda, el silencio en tus pensamientos, reducen la ansiedad. 

5.- Renuncia a tu historia personal. Repite estas palabras y despréndete de tu pasado: 

Este es mi pasado, se queda atrás, me despido de la ansiedad y los problemas que por ello he vivido. 

6.- La única persona que tiene la capacidad para cambiar este acuerdo, eres tú mismo, cambia la actitud que tienes de ti mismo y proponte en los momentos más difíciles cuando la ansiedad llegue, dile, yo soy más fuerte que tú y voy a vencerte, confío en mí porque este problema no es lo que parece ser. 

7.- La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos, ten cuidado de no alimentar tu mente con cosas negativas. 

8.- Visualízate como si ya hubieras logrado salir de la ansiedad. 

9.- Ama lo que eres. Cuando se sufre de ansiedad solo existen dos caminos para seguir viviendo, una con ansiedad, miedo, angustia, etc. y la otra, con la fuerza necesaria para enfrentar con amor y paciencia la solución al problema.  

10.- Elimina los pensamientos que te debilitan.  

Todos estos consejos deben ir acompañados de un tratamiento a través de la estimulación de puntos energéticos ubicados en el pabellón auricular, llamado auriculoterapia, el cual puedes tomar en el Centro Maestro de Bienestar.